Rohan, fundador de Marley Coffee, explica por qué optó por el café y no por la música, como la mayoría de sus 12 hermanos. Además, cuenta cómo se dio el encuentro con la familia Lasen, que acaba de jugársela con el lanzamiento de Marley Tea, con el pueblo chileno como pionero.

De los 13 hijos de Bob Marley, la mayoría se decidió por la música, sin embargo, hay uno que optó por los negocios y también ha logrado llevar el afamado apellido por el mundo. Se trata de Rohan, fundador de Marley Coffee, quien explica por qué optó por este rubro.

“Decidimos entrar al negocio del café porque queríamos devolver parte de nuestro legado familiar a la agricultura y construir sobre ella, ya que el sueño de nuestro padre era, cuando terminara con la música, volver a lo agrícola”, cuenta el jamaiquino. “Eso es Marley Coffee, en honor a nuestro papá, regresando a nuestras tierras de cultivo”, complementa.

Inmerso en la industria cafetera, el empresario conoció al chileno Roberto Lasen. Desde entonces, esta familia nacional ha sido clave para la marca, consolidándose como cabeza dentro de América Latina.

Rohan recuerda cómo se dio este encuentro. “Hace por lo menos 12 ó 13 años, Roberto vino a Jamaica y me mostró un tatuaje de un León de Judá en su hombro, y me di cuenta de que este hombre creía en el movimiento, tendría respeto por la marca y el legado”, rememora, agregando que “Chile ha sido una parte fundamental de mi vida, ir y ver el desarrollo de Marley Coffee es algo grandioso, por eso los amamos tanto”.

Debido a esta estrecha relación, la compañía se la jugó por nuestro país para ser el primero en el planeta donde se lanzó su línea de té, pues un estudio interno reveló que el pueblo chileno es “tetero”, con 450 a 480 tazas al año per cápita. El progenitor de Bob detalla la importancia de esta bebida para su clan.

“Era natural que lanzáramos Marley Tea en Chile, porque para nosotros el té es parte de nuestra cultura. En Jamaica, con la influencia inglesa, siempre nos levantamos bebiéndolo por la mañana”, explica el fundador. “Desde el punto de vista comercial, realmente nos encanta la forma en que la familia Lasen ha manejado el desarrollo. Esto es parte del crecimiento del negocio y luego nos vamos a hacer un movimiento internacional juntos”, cierra, anticipando que la ruta “tetera” se expandirá a otros países.