Llego el momento de terminar nuestro plan de negocios para tu restaurant, recuerda que podemos profundizar en tus necesidades.

4. Estrategia comercial y de marketing

Una vez que tienes clara tu idea de negocio, tu competencia y tu perfil de clientela. Debes establecer cómo captaras a estos últimos a través de una estrategia comercial y de marketing.

Por un lado, deberás establecer una política de precios para decidir cómo queremos posicionar nuestros productos.

Por otro, es recomendable estudiar qué hace tu competencia para mejorar sus propuestas de marketing.

Algunas ideas son:

  • Hacer difusión a través de las redes sociales con imágenes del establecimiento y la comida que se ofrece en tu bar o restaurante.
  • Posicionarnos en directorios como TripAdvisor para darnos a conocer e invitar a nuestros clientes a escribir su experiencia en nuestro local.
  • Situar una pizarra en el exterior del local con la oferta gastronómica del día y su precio (si es que éste es muy competitivo).
  • Realizar ofertas gastronómicas atractivas para captar nuevos clientes. Por ejemplo, las famosas ofertas de combos, happy hour, menú ejecutivo, etc.

5. Producción y recursos humanos

Llegados a este punto, deberemos definir cuánto personal necesitamos para poner en marcha nuestro restaurante o bar y qué requisitos profesionales deben cumplir.

Así como también, establecer las políticas laborales en cuánto a rotación de turnos, vacaciones y salarios. De modo que, estudia bien cuántos cocineros, garzones, administradores y/o managers, personal de limpieza necesitas para que funcione tu negocio.

6. Análisis económico y financiero

Para entrometernos en temas económicos y financieros, deberemos valorar la posibilidad de contratar a expertos en contabilidad y finanzas para que nos ayuden a gestionar nuestro dinero.

Por un lado, deberemos definir qué inversión inicial necesitamos para poner en marcha nuestro negocio.

Para ello, deberemos tener en cuenta los gastos del establecimiento y del inmovilizado material como maquinaria (cocinas, hornos, refrigeradores, congelador, máquina de café…), utensilios y herramientas como (vajilla, cubertería, mantelería…), mobiliario (mesas, sillas, estanterías…) y otras instalaciones (eléctricas, climatización, anti-incendios, fachadas…).

Así como también el inmovilizado intangible compuesto por aplicaciones informáticas (pos y software de gestión), propiedad intelectual (registro del nombre comercial) y patentes e impuestos.

Además, deberemos establecer cuánto dinero necesitamos para la gestión diaria. Para ello, deberemos tener en cuenta los gastos en existencias (stock), la provisión de fondos disponible para hacer frente a los gastos del día a día.

Por otro lado, deberemos encontrar las fuentes de financiación para obtener todo el dinero que hemos estimado en la inversión inicial (bancos, socios, subvenciones…)

7. Normativa y requisitos legales

Para abrir un restaurante o negocio gastronómico es obligatorio realizar una serie de trámites administrativos y jurídicos, por lo que es recomendable contratar a asesores expertos en materia jurídica y permisos como patentes y resoluciones.

Debes tener en cuenta que deberás definir bajo qué forma jurídica llevaras tu restaurante o bar (sociedad de responsabilidad limitada, sociedad por acciones…), detallar los socios y participaciones, solicitar una escritura de apertura… Entre otra serie de trámites legales.

8. Análisis FODA

Para acabar de completar nuestro plan de negocio para un restaurante, una vez que tenemos toda la información recopilada, debemos combinar el estudio de mercado con el conocido como análisis FODA donde exponemos las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de nuestro restaurante o negocio gastronómico.

De esta manera, en un simple cuadro destacaremos qué puede hacer fracasar nuestro negocio y qué podemos aprovechar para que esto no pase.

¡Quiero abrir un restaurante o bar y necesito ayuda!

Si estás interesado en montar tu propio restaurante o negocio gastronómico, rellena nuestro formulario y ponte en contacto con las personas que hacemos CyD Consulting.

𝗖𝗼𝗺𝗽𝗮𝗿𝘁𝗶𝗿: