Con la agitación de la vida moderna, es muy normal que nos ocupemos tanto en el trabajo -en la oficina o en la casa- que se nos olvide tomar un tentempié a media mañana o media tarde. Pero dejar transcurrir muchas horas entre una comida y otra puede causar que tengamos bajones de energía a lo largo del día, que nuestros cuerpos y nuestras mentes se cansen con mayor facilidad, mientras que tomar un tentempié saludable contribuye a estabilizar esa energía y nos permite rendir mejor.

Rebanadas de manzana: La manzana es una fruta sumamente portátil, fácil de comer y uno de los carbohidratos más saludables que existen, de modo que nos servirá para introducir glucosa a nuestro organismo que no cause un peak y un bajón de energía, sino que se mantenga estable. Puedes acompañarla de un poco de mantequilla de maní, almendra u otro fruto seco, que proporcionará grasas saludables para hacer un snack más completo.

Frutos secos y semillas: Consumir frutos secos y semillas de manera constante como parte de nuestra alimentación tiene una importancia fundamental en nuestra salud física y mental. Sus beneficios son innumerables, pero valga mencionar que cuentan con alto contenido de ácidos grasos omega-3, con lo cual contribuyen a la función cerebral, mejoran la salud cardiovascular y ayudan a mantener el peso bajo control. Existen tiendas donde pueden comprarse frutos secos empaquetados en persona o en línea, como Piwen, una cadena que ya es emblemática en Chile en el sector de los frutos secos y las semillas.

Frutos del bosque: Los frutos del bosque, frutos rojos o bayas (frutillas, frambuesas, arándanos, moras) se caracterizan por su alto contenido de antioxidantes y vitaminas, que los hacen antiinflamatorios, ayudan a reducir el colesterol, mejoran la piel, protegen el sistema inmunológico, y todo esto al tiempo en que son bajas en calorías y contribuyen a mantenerse en línea. Los frutos del bosque son deliciosos por sí mismos o acompañando yogur, avena o muchas otras opciones, pero también pueden consumirse fácilmente en smoothie mediante mezclas de frutas que ya vienen preparadas, mezcladas, porcionadas y congeladas, listas para licuar con un poco de líquido y sin ningún paso extra.

Sushi: El sushi es un alimento ligero y delicioso, que es fácil de encontrar ya preparado en diversos supermercados, o de pedir a domicilio a través de restaurantes como Niu Sushi, que entregan a la casa o a la oficina. Opciones como el sashimi, que son cortes de pescado crudo, o el nigiri, un cilindro de arroz con un trozo de pescado o de marisco que lo acompaña en la parte superior, son bajas en calorías, altas en proteína y además divertidas de comer.

Tomates secos: Los tomates secos ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL, con lo cual contribuyen a la salud cardiovascular, además de tener un alto nivel de fibra, ayudar a bajar la presión arterial y aportar un alto nivel de hierro a la alimentación. Los tomates secos resultan sumamente prácticos debido a su portabilidad y a que facilitan cumplir con las porciones diarias recomendadas de vegetales, sin importar en qué estación estemos.

𝗖𝗼𝗺𝗽𝗮𝗿𝘁𝗶𝗿: